Centro Autorizado por la Consejería de Salud | NICA 6545

Centro Autorizado por la Consejería de Salud | NICA 6545

English French German Spanish

Mesoterapia Capilar y Vitaminas 

La mesoterapia capilar es un tratamiento que lleva años realizándose para la mejora de la caída del cabello por múltiples causas, aunque la más común es la alopecia androgenética.

En Clínica Serres estudiamos cada caso, ofreciendo los tratamientos más eficaces que hay disponibles en el mercado.

Uno de los servicios que ofrecemos son los  test genéticos de última tecnología para la valoración de los fármacos y medicamentos más adecuados para su uso personal, puesto que hay personas donde algunos medicamentos, a pesar de lo que pueda ocurrir en otras, no les ejercen ninguna acción.

Consulta de asesoramiento gratuita. Estaremos encantados de valorar su caso.

Mitos sobre la caída del cabello

Existen muchos mitos alrededor de la caída del cabello. No está influenciada por una mala circulación, ni por el taponamiento de folículos pilosos, ni por el lavado diario con champú, ni por llevar gorras o cascos, ni por la infestación con ácaros. Es importante recordar que la mayoría de adultos pierden entre 75-125 cabellos todos los días debido al proceso natural de renovación, mediante el cual algunos folículos pilosos entran en una fase de reposo (telégeno), mientras que otros comienzan a generar un nuevo cabello (anágeno).

Otro factor de caída de cabello es el estrés, que puede acelerar la pérdida de pelo genéticamente programada. Sin embargo, el estrés probablemente no cause pérdida del cabello por sí mismo, sin las hormonas y los genes necesarios. La tendencia a la pérdida de pelo en patrón masculino y femenino se hereda genéticamente desde cualquier rama de la familia y comienza a desarrollarse tras la pubertad. El cabello, que es genéticamente susceptible a la alopecia androgenética (por lo general el de la zona frontal y central del cuero cabelludo), comienza a reducirse en su diámetro y longitud durante cada “ciclo vital” de 3 a 5 años, hasta que eventualmente desaparece. El cabello de la parte posterior y de los lados del cuero cabelludo suele ser genéticamente “permanente”, con lo cual está destinado a permanecer durante el resto de la vida de la persona.

¿Qué se puede hacer con la pérdida de pelo?

Ahora existen más opciones que antes para el cabello que se va volviendo fino y desaparece:

  • La cirugía capilar ofrece una solución permanente para la pérdida del cabello.
  • Mesoterapia capilar  y Vitaminas combinada con Fototerapia LED y/o Láser, que frenará la caída del pelo, además de estimular el crecimiento.
  • Tratamientos cosméticos tales como cremas coloreadas, polvos y sprays, que cuando se aplican a zonas con clareas ayudan a camuflar dichas áreas. Sin embargo, estos productos no curan el proceso de la caída del cabello y no suelen ser muy efectivos.

¿Cuándo debería comenzar el tratamiento?

La mayoría de los médicos recomiendan comenzar el tratamiento médico de la caída del cabello tan pronto como sea diagnosticado. Incluso si un paciente decide someterse al trasplante capilar, el tratamiento médico puede frenar o prevenir una caída adicional del cabello en el futuro.

Clínica Serres dispone de un equipo altamente cualificado y de las últimas y más novedosas técnicas que le ayudarán en su lucha contra la calvicie.

MICROINJERTO CAPILAR, ESPECIALISTAS EN F.U.E.

La cirugía capilar ofrece una solución permanente para la pérdida del cabello, siendo el único método eficaz y definitivo para la recuperación del cabello en zonas de calvicie irreversible. Los resultados son completamente naturales, con pelo propio, sin hospitalización y realizados en Sevilla, en nuestro hospital de día Autorizado por la Junta de Andalucía.

Ventajas

  • Recupera su propio cabello, con total naturalidad.
  • Sin cicatrices ni problemas de rechazo.
  • No requiere hospitalización.
  • En sólo una o dos sesiones según el número de cabellos implantados.
  • Revisiones periódicas para su mayor seguridad y mejor resultado.
  • Más de 25 años de experiencia realizando este tipo de tratamiento.

Las técnicas modernas de trasplantes de cabello pueden cubrir la calvicie y darle forma a la línea de implantación del cabello con su propio pelo. Los trasplantes se pueden hacer hoy en día tan indetectables que ni el peluquero suele darse cuenta que el pelo es trasplantado.

El trasplante de cabello consiste en extraer folículos pilosos (que contienen entre 1 y 4 cabellos), de la parte posterior y laterales del cuero cabelludo, los cuales al ser genéticamente diferentes nunca se caen. Posteriormente, se clasifican y se separan para ser implantados en la zona de alopecia (área receptora) sin lesionar los folículos existentes en dicha área, implantándolos en el mismo ángulo de salida de los pelos que están presentes, consiguiendo así unos resultados muy naturales, y evitando la imagen de “pelo de muñeca”.

Dependiendo del grado de alopecia, pueden ser necesarias 1 o 2 sesiones de trasplante, que pueden realizarse en días consecutivos o pasados unos meses. El número de injertos por sesión puede ser muy variable, en función de la superficie de alopecia a cubrir, de la cantidad de cabello en la zona donante, de las características del cabello de cada paciente, así como de los objetivos específicos de cada paciente.

¿Quién puede beneficiarse de la cirugía capilar?

Cualquier persona que haya experimentado una pérdida permanente del cabello puede ser candidato:

  • Personas que quieren reforzar o cambiar la línea de implantación del cabello
  • Hombres y mujeres con alopecia
  • Personas con cicatrices como consecuencia de heridas, quemaduras o de alopecias cicatriciales
  • Pacientes que presentan pérdida de pelo tras determinadas cirugías, como por ejemplo tras procedimientos de lifting (estiramiento facial)
  • Personas que quieran tener pelo en áreas donde tengan poco o nada de pelo

El número de sesiones variará dependiendo de:

  • El área a tratar
  • El número y tamaño de los injertos
  • Densidad deseada por el paciente
  • Características personales como el grosor y tipo del cabello
  • Estado de alopecia del paciente y margen futuro de caída del cabello
  • Existen múltiples análisis que le podemos realizar en Clínica Serres para encontrar las razones de la caída del cabello y frenarla

¿Qué ocurre durante la cirugía capilar?

La cirugía de trasplante capilar se considera un tipo de “cirugía ambulatoria menor”. Suelen durar unas 7-8 horas, empleando anestesia local de forma ambulatoria y a veces algún sedante por vía oral. Los pacientes están despiertos y se sienten relajados. Normalmente hay pocas molestias durante el procedimiento quirúrgico.

Fases de la intervención:

    1. Extracción de los folículos, que se lleva a cabo en la zona donde genéticamente el cabello es diferente y nunca se cae.

    2. Examen y clasificación de los folículos antes de proceder a la inserción en la zona receptora

    3. Colocación del microinjerto en la zona receptora para proporcionar los mejores resultados

    Todo ello realizado en quirófano propio con las mejores garantías de seguridad y comodidad para el paciente.

    ¿Qué ocurre después de la cirugía capilar?

    Una vez se ha realizado la cirugía de microinjerto, el paciente puede irse a casa. Algunas indicaciones posteriores son:

    • 3 días de reposo
    • Lavado diario de la cabeza con champú neutro siguiendo la pauta especial indicada.
    • Se recomienda dormir en posición semireclinada durante 2-3 días para reducir la hinchazón.
    • Antibióticos, antiinflamatorios y analgésico.

    La mayoría de los pacientes pueden reanudar sus actividades a los dos o tres días, con la excepción de evitar en unas dos semanas la práctica de ejercicio fuerte.

    El pelo trasplantado crecerá normalmente aunque puede caerse entre el primer y el tercer mes, para comenzar a crecer normalmente a los tres meses. A los 6 meses de la intervención ya tendremos unos resultados casi definitivos mejorando hasta el año o año y medio.

    ¿Cuándo debería comenzar el tratamiento?

    Los pacientes pueden hacerse un trasplante capilar a cualquier edad después de los 20 años, aunque cada paciente es diferente.

    La primera sesión de trasplante suele hacerse antes de quedar calvo, pero no demasiado joven, ya que la caída del pelo tiende a ser gradual y progresiva.

    Los trasplantes capilares se emplean para cubrir la línea de implantación frontal y aumentar la densidad capilar

    Nuestro doctor le ayudará a planificar de forma individualizada un plan que cubra sus necesidades.

    ¿Cómo sé si soy buen candidato a la cirugía capilar?

    Los elementos que un doctor valora para determinar si un paciente es buen candidato a la cirugía incluyen varios factores.

    Para hacer un diagnóstico certero y para realizar las recomendaciones terapéuticas se requiere una evaluación médica detallada y una comunicación franca entre el médico y el paciente sobre las distintas alternativas de tratamiento. El paciente debe entender que el trasplante de cabello redistribuye los folículos pilosos existentes, pero no crea nuevos folículos pilosos.

    ¿Qué es la fototerapia LED?

    LED significa diodo emisor de luz. Estos diodos son semiconductores muy pequeños que emiten luz cuando una corriente pasa a través de ellos. En los últimos años, los LED terapéuticos especializados, tienen una luminiscencia extra emitida a través de una banda de longitud de onda muy específica y actualmente se utilizan para el rejuvenecimiento de la piel.

    A diferencia del láser o IPL, la fototerapia LED no es invasiva, ni térmica (no emite calor), por lo tanto no requiere tiempo de recuperación después de los tratamientos. La fototerapia LED también implica el uso de luz continua en lugar de pulsos de luz. Se pueden usar diferentes longitudes de onda de LED para tratar varias afecciones de la piel desde el acné hasta la piel envejecida. Cada longitud de onda penetra a una profundidad diferente y causa un efecto diferente en la piel.

    ¿Para qué se utiliza la fototerapia LED?

    La fototerapia LED se usa para una multitud de afecciones de la piel.

    La luz roja se puede utilizar para rejuvenecer la piel, reducir la inflamación y acelerar la curación, por ejemplo, en tratamientos posteriores al láser, peelings, y otros tratamientos dermatológicos o estéticos.

    La luz azul se usa principalmente para el tratamiento del acné, igualmente la luz verde y amarilla tienen como veremos, otras aplicaciones terapéuticas.

    La fototerapia LED debe diferenciarse de la terapia fotodinámica. Aunque ambos usan luz LED en la piel, la terapia fotodinámica requiere un tratamiento previo de la piel con ácido aminolevulénico (ALA) y esto cambia significativamente la reacción de la luz en la piel y sus usos.

    La terapia fotodinámica tiene períodos de recuperación significativos, a diferencia de la fototerapia LED que no requiere tiempo de recuperación y por el contrario, mejora cualquier sintomatología. La terapia fotodinámica generalmente se usa para el tratamiento de algunos tipos de cáncer de piel y algún tipo de acné. Una vez más, la terapia fotodinámica es un tratamiento muy diferente a la fototerapia con LED, y requiere un período de inactividad / recuperación significativa.

    ¿Cómo funciona la fototerapia LED?

    La fototerapia LED funciona al usar las propiedades de una cierta longitud de onda de luz para inducir cambios en la piel para tratar una condición particular. No hay energía térmica o daño tisular inducido por fototerapia con LED.

    En CLÍNICA SERRES utilizamos cuatro longitudes de onda de fototerapia LED, luz roja 640 nanómetros, luz azul de 423 nanómetros, luz verde 532 nanómetros, y luz amarilla 583 nanómetros. Cada longitud de onda tienen unas propiedades y profundidad de penetración diferentes. La fototerapia LED de luz roja (640 nm) induce una leve inflamación de las células diana y establece una respuesta inmune que ayuda a regenerar estas células. Esto ayuda a rejuvenecer la piel y ayudar con la curación de la piel. Se utiliza posteriormente a tratamientos con láser / peeling químico, etc. para acelerar el proceso de curación.

    La fototerapia LED con luz roja y azul se puede utilizar sinérgicamente para tratar el acné activo, los LED azul ayudan a reducir el recuento de bacterias y los LED rojos ayudan a sanar la piel.

    Una vez más, repetir que la luz LED no tiene efectos secundarios en la piel y no requiere período de recuperación.

    Luz Roja Longitud de onda: 640 nm.

    Profundidad de penetración: 1-6 mm.

    Los fotones de luz roja tienen una alta capacidad de penetración.

    Las indicaciones son:

    • Regenera la piel dañada acelerando el proceso de curación.
    • Mejora cicatrices, quemaduras, señales de acné, etc.
    • Aumenta la actividad celular y promueve su metabolismo.
    • Estimula le regeneración de las proteínas, colágeno y elastina.
    • Aclara las manchas y mejora y unifica el tono de la piel.
    • Suaviza las arrugas finas y repara la piel dañada.
    • Disminuye el tamaño de los poros
    • Utilizado tras mesoterapia potencia los efectos de los activos aplicados.

    Se recomienda especialmente para:

    • Prevenir y mejorar el envejecimiento de la piel por sus propiedades antioxidantes y reparadoras.
    • Indicado en pieles maltratadas por exceso de sol, tabaco, intemperie, edad  y con tono apagado, pieles atópicas (alérgicas)
    • Dermatitis atópicas.

    Luz Azul longitud de onda: 423 nm.

    Profundidad de penetración: 1 mm.
    Los fotones de luz azul tienen propiedades antibacterianas por lo que son altamente recomendados en el tratamiento del acné activo.

    Las indicaciones son:

    La luz azul, trata una de las causas del acné, la bacteria propionibacterium acnes. Se dirige al producto metabólico de esta bacteria, las porfirinas, y produce un radical libre de oxígeno que a partir de estas porfirinas destruye la bacteria.

    • Reduce activamente las bacterias de propinebacterium acnes, que se forman dentro de las glándulas sebáceas y provocan el brote activo.
    • Inhibe la producción de sebo. La fototerapia con luz azul trata las glándulas sebáceas, sin perjudicar los tejidos circundantes.
    • Reduce el tamaño del poro y mejora el aspecto de la piel.

    Recomendado para acné de tipo leve o moderado. La fototerapia con luz azul supone un tratamiento suave y no invasivo para el acné. Puede usarse solo o en combinación con otras terapias y tratamientos cosméticos o farmacológicos.

    Luz verde longitud de onda: 532 nm.

    Profundidad de penetración: 0,5 – 2 mm.
    Reduce y calma la piel enrojecida o irritada.

    Las indicaciones son:

    • Para el tratamiento de la rosácea.
    • Ayuda a disminuir pigmentaciones y blanqueamiento de las manchas solares regulando la producción de melanina.
    • Equilibra y armoniza la piel por lo que es adecuada para pieles sensibles.

    Luz Amarilla longitud de onda: 583 nm.

    Profundidad de penetración: 01 – 2 mm.

    Actúa sobre la producción de melanina, regulación de formación de vasos sanguíneos y drenaje linfático.

    Las indicaciones son

    • Tratamiento de la hiperpigmentación. Especialmente en el melasma (manchas en distintas partes del rostro) producidas habitualmente por alteraciones hormonales.
    • Atenúa pecas, manchas y otras alteraciones cromáticas de la piel.
    • Mejorar y unificar el tono facial, del cuello y escote.
    • Suaviza las telangectasias.
    • Estimula la actividad linfática por lo que está indicado para atenuar bolsa de los ojos.
    • Activa la eliminación de toxinas, muy indicado en personas fumadoras
    • Mejora el sistema inmunológico.

    Se recomienda especialmente como complemento para potenciar otros tratamientos despigmentantes o como mantenimiento después de tratamientos con peeling o láser, pudiendo combinar distintas longitudes de onda  según el resultado a conseguir.

    ¿Cuál es la diferencia entre el láser o el IPL y la fototerapia LED?

    Si necesitas hablar con nosotros, ¡Nosotros te llamamos!

    Call Now ButtonLLÁMANOS